PERITO JUDICIAL

Peritaciones judiciales y de parte.

Asesoramiento a abogados y particulares, ratificación de informes ante tribunales.

Es común distinguir en el ámbito jurídico entre los procesos de declaración del derecho y de ejecución.

En los procesos de declaración nos encontramos a dos o más personas, distintas entre ellas, que ante su falta de acuerdo o discrepancia para decidir cuál es la verdadera situación existente entre ellos, necesitan acudir a un tercero para que declare sobre la situación controvertida. Por ejemplo, quien es el verdadero titular de una propiedad, si un contrato se ha cumplido en sus términos, o quien debe responder y pagar por unos daños causados en propiedad ajena.

En los procesos de ejecución, por el contrario, tenemos ya una situación incontrovertible entre partes, con una previa declaración judicial, todo ello como regla general. El tercero a quien van a acudir las partes es el Juez.

Pues bien, todo lo anterior viene motivado porque si bien los Jueces y Magistrados tienen unos conocimientos específicos de tipo jurídico, sobre la Ley aplicable a cada situación, normalmente carecen de conocimientos técnicos sobre determinadas materias. De ahí el contenido del párrafo primero del artículo 335 de la Ley de Enjuiciamiento Civil:

“Objeto y finalidad del dictamen de peritos. Juramento o promesa de actuar con objetividad. Cuando sean necesarios conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos que posean los conocimientos correspondientes o solicitar, en los casos previstos en esta ley, que se emita dictamen por perito designado por el tribunal.”

Con objeto de alcanzar un grado de conocimiento suficiente sobre una determinada materia se hace preciso acudir a una persona que ofrezca al Juez aquellos conocimientos que no tiene.

Podemos citar los siguientes ejemplos:

- el perito calígrafo, que ante el hecho de que una persona niegue que una firma estampada en un documento es la suya, efectúa un examen de la autenticidad de dicha firma y su atribución a dicha persona.

- el médico forense especialista en genética, realizando pruebas de ADN a aquella persona a la cual se atribuye ser padre de otra y lo niega.

- el ingeniero de caminos al cual se le solicita dictamen sobre las unidades de obra defectuosamente ejecutadas en la construcción de una autovía.

- el perito de seguros cuando se discute si unas humedades en una casa particular son provocadas por la rotura de una tubería privativa o comunitaria.

 

Y por supuesto al arquitecto técnico que debe dictaminar si en una vivienda los defectos son originados por el posible defecto en el proyecto del arquitecto superior, por la defectuosa dirección en la ejecución de la obra, por la deficiente construcción por el contratista, o por una combinación de los anteriores factores:

En fase de ejecución es posible también que deba intervenir un tercero, asesorando y dictaminando en el Juzgado. Aquí podemos citar:

- al ingeniero industrial que valora cuánto cuesta la reparación de un coche, reparación a la que se obliga al demandado y no quiere cumplir.

- evaluación del precio de mercado de una mercancía que ha sido embargada a efectos de su subasta. Por ejemplo, unos cascos de moto.

- valoración de propiedades inmobiliarias, ya sean rústicas o urbanas.

 

De los artículos 338 y 339 de la Ley se puede extraer la clasificación más frecuente, que distingue entre peritos de parte y peritos judiciales.

Los peritos de parte son los mencionados en el artículo 338: emiten un informe pericial a instancia de las partes, sea la demandante o la demandada, y dicho informe pericial es uno de los documentos que serán adjuntados a la demanda o a la contestación a la demanda. También puede ocurrir que en esos momentos a la parte no le sea posible aportar dichos documentos, en cuyo caso expresarán los dictámenes de que desean valerse para su traslado a la otra parte en cuanto dispongan de ellos.

En cuanto a los llamados peritos judiciales, son los regulados en el artículo 339: “Solicitud de designación de peritos por el tribunal y resolución judicial sobre dicha solicitud. Designación de peritos por el tribunal, sin instancia de parte.

Dispone el artículo 340 que “Condiciones de los peritos":

Los peritos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. Si se tratare de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, habrán de ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias.

 

     Contacto

928 508 771

678 912 305

673 390 175

NEFERS HOUSE

GRAN CANARIA

 

Nos encontramos en:

Santa Lucía de Tirajana.

Abarcamos toda la Isla de Gran Canaria.

 

OFICINA EN VECINDARIO

C/ LOS SABANDEÑOS, 54

 

 

Teléfono:

928 508 771

 

Mail:

info@different.es

 

 

TRABAJA CON NOSOTROS

Envíanos tu currículum, propuesta de colaboración o catálogo de productos.